Un remanso de paz y tranquilidad entre el cielo y la montaña. 

Cada una de las 24 habitaciones del Hotel Tartar poseen todo lo necesario para garantizar una plácida y relajante estancia: impecable ropa de cama, baños espaciosos, lo último en equipos audiovisuales, internet de alta velocidad, y todo ello acompañado del mayor espectáculo que puede ofrecer Cajamarca: unas vistas espectaculares de la montaña.

Amplio patio
Áreas libres
Sala con chimenea
ir